Introducción

Aldo

Intelectual y artista polifacético, Aldo Menéndez figura junto al maestro Samuel Feijoo entre los primeros impulsores del performance en Cuba y es también uno de los principales iniciadores del fotorealismo en la isla, a quien se le reconoce además un papel clave en el desarrollo de la serigrafía artística hispanoamericana, fundador del mítico Taller Portocarrero de la Habana y por si esto fuera poco el maestro Menéndez forma parte del llamado boom del cartel cubano de finales de los sesenta.  Dentro del mundo artístico latinoamericano se le considera todo un especialista, destacado periodista y promotor plástico.  Cinco años después de abandonar la Escuela Nacional de Artes Plásticas de Cubanacan, sus pinturas y dibujos eran integrados en 1972 en las colecciones permanentes del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana.
En los ochenta formó parte del Consejo Asesor de Las Artes Plásticas y de los Consejos asesores del propio Museo Nacional y del Centro Wifredo Lam, también en la etapa se le reconoce como Miembro Fundador de la Comisión Nacional de Adquisición, Tasación y Expertizaje del Fondo Cubano de Bienes Culturales, institución de la que llegó a ser Subdirector de Creación Artística.  El ministerio de Cultura de La Republica de Cuba le otorgó en 1987 La Orden Nacional de La Cultura Cubana.  Desde 1990 radica fuera de su país, en España y posteriormente en Estados Unidos dedicado completamente a su obra, las instituciones de estos países han considerado su trabajo al punto de colocarlo en lugares tan señalados como El Pabellón de las Artes de la Expo Universal/Sevilla 92, Centro Cultural de la Villa de Madrid, Casa de América, Madrid, Museum of Latin American Art de California entre otros.

Roman Somoza

version en ingles